La infancia es el periodo de tiempo que va desde el momento del nacimiento del niño hasta que comienza la pubertad. Durante este periodo de tiempo los progenitores deben de procurar que sus hijos tengan cubiertas todas las necesidades pasando desde las necesidades físicas hasta las necesidades mentales. Por desgracia esto no sucede siempre y sale la pregunta que nos ronda la cabeza a gran parte de la sociedad.

Tenemos que pensar en lo importante que es ayudar a la infancia. Pensar en que cuando las necesidades de los niños no están cubiertas, no son simples descuidos, sino que pasan a ser un tipo de violencia hacia ellos. 

Proteger a los niños y las personas vulnerables de todas las formas de violencia es una responsabilidad de todos nosotros y de la sociedad en su conjunto, especialmente las organizaciones, grupos e instituciones. Por otro lado, la violencia contra los menores y personas en situación de vulnerabilidad es una realidad más frecuente de lo que uno quisiera admitir e involucra apariencias y formas que las personas muchas veces desconocen. Necesitamos una nueva perspectiva que nos ayude a ver esta realidad con mayor claridad y precisión.

Sin embargo, la protección en sí misma no es suficiente para garantizar el respeto de la dignidad inherente a todo ser humano. Considerar a cada ser humano como persona significa otorgarle derechos, deberes, responsabilidades y la capacidad de elegir. Para vivir al máximo, las personas deben lograr el mayor grado de sostenibilidad y de la mejor manera posible. No solo necesita evitar la ofensa, sino que también exige que se nos trate con dignidad, lo que significa crear las condiciones necesarias para promover el desarrollo de todas sus capacidades y en todos los aspectos. Y artístico o espiritual, no solo intelectual. Para completar este círculo virtuoso, es necesario definir claramente el objetivo intrínseco de cualquier relación solidaria con niños, niñas, adolescentes o personas en situación de vulnerabilidad, y considerar al individuo como un ciudadano activo y comprometido con los amigos y el entorno, en sentido amplio. . .

Debemos tener en cuenta que los niños son un bien social y que la protección de los niños debe de ser una responsabilidad social que todos debemos de compartir.

Tenemos que ayudar y proteger a la infancia 1
Foto de Aldeas Infantiles SOS

Se podría decir que los niños necesitan protección por parte de la sociedad en su conjunto y no debemos hacer la vista gorda ante ninguna forma de abuso o violencia frente a los niños. Afortunadamente, ya existen leyes que no toleran la violencia de ninguna forma. Es fundamental que la sociedad en su conjunto se dé cuenta de que proteger a los niños no es solo el trabajo de sus padres sino que la sociedad en su conjunto debe proteger lo más posible de cualquier acto de violencia o abuso a niños. Los niños son sagrados y merecen ser felices y tener una infancia feliz llena de recuerdos inolvidables.

Dicho esto, podemos decir que necesitamos la ayuda y la protección de los niños, las cuales son esenciales para la felicidad de los niños, tanto física como emocionalmente.

¿Quién debe denunciar actos de violencia o abusos contra los niños y niñas?

La respuesta es, toda la sociedad debe denunciar hechos que sean dañinos para los niños. El hecho de que haya una ley que ampare a los niños, ha hecho que se deje de considerar la infancia como un tema familiar o privado, para pasar a un tema de interés social y protección general. Se puede definir que la protección a la infancia es una labor que nos compete a todos y tener muy presente que ningún tipo de violencia o abuso hacia los niños es tolerable en ninguno de los aspectos.

niño en el colegio
Foto de Aldeas Infantiles SOS

Todos debemos de colaborar en la  prevención, identificación, tratamiento y protección del menor. Cabe señalar que desde los centros escolares ya llevan bastantes años haciendo este tipo de prevención y se colabora estrechamente con los servicios sociales dando así la protección que merecen los niños. 

En los colegios, se pueden hacer muchas identificaciones de los casos de violencia doméstica, abusos de cualquier tipo e incluso de acoso, bien sea bullying o ciberacoso. Se debe educar a los niños en la confianza y la sinceridad para que cuando se vean envueltos en temas complicados sean capaces de expresarse y poder contarle a un adulto el problema. 

niños abrazándose en el patio del colegio
Foto de Aldeas Infantiles SOS

La infancia de los niños debe ser limpia, clara y feliz, y entre todos podemos hacer esto posible.