Blackberry reaparece y sigue apostando por el teclado físico

Blackberry

El pasado 17 de septiembre, en la IFA 2018; Blackberry presentó su KEY2. El nuevo terminal de TCL Communication, empresa que distribuye los móviles Blackberry, destaca por su teclado físico, viendo como la empresa sigue apostando por sus señas de identidad.

El terminal, que sigue la línea del KEYone, presenta doble cámara, una pantalla de 4,5 pulgadas bordes minimizados y un hardware acorde al mercado actual. El Key2 se vender en color Slate, Champagne y Atomic y viene con el plus de seguridad que ha caracterizado a la marca durante años.

«Blackberry maneja los mejores protocolos de seguridad. Eso los hace los mejores Android del mercado». Expresó Alex Thurber, gerente general de TCL Communication.

Repitiendo la formula

Durante el Mobile World Congress de 2017; Backberry presentó el terminal KEYone, que, sin renunciar a las señas características de la compañía, se adaptó a los nuevos tiempos para ofrecer un producto de calidad.

El dispositivo, que venía con Android, integraba los protocolos de seguridad que destacaban de sus SO pasados, y apostó nuevamente por el teclado físico. Pese a no alcanzar las cifras de otras compañías, el KEYone llegó a vender menos del millón de unidades, dejando ver que la empresa aún tenía un hueco en el mercado.

“Los móviles de ahora buscan ser la solución de todos. Esto no es realista, cuando somos parte de un mundo globalizado que exige soluciones diversas para cada tipo”. Expresó Alain, presidente de TCL Communication.

Blackberry Key2

Ahora, un año luego, la compañía ha anunciado el modelo Key2; que llega con mejoras sustanciales a nivel de procesador, RAM, siguiendo la línea del teclado físico.

También apuesta por una tapa trasera plástica, cuando el mercado se mueve por los móviles de aluminio. Su diseño, con el teclado físico integrado, busca más que estar al día, ser útil.

Pese a ello, el escribir con un teclado tan estrecho resulta agotador para las manos, por lo que, al tiempo de hacerlo, molesta. La postura no es ergonómica y empeora si se quiere usar el teclado en pantalla, por la elevación. Resulta complicado utilizarlo si se viene de años de teclado en pantalla.

La combinación de materiales logra unificarse en el terminal, ofreciendo una agradable experiencia. Su pantalla es de 4,5 pulgadas con una resolución de 1620 x 1080 píxeles. La pantalla cumple, pero hace falta algo de brillo, su respuesta táctil es excelente.

La función de brillo automático en espacios cerrados a exteriores es deficiente. El terminal viene en dos versiones, 64 GB y 128 GB.

Blackberry
El terminal vendrá con capacidades de 64GB y 128 GB.

Procesador y rendimiento

Aunque sea una reedición del terminal insignia de Blackberry el año pasado, se sigue usando un procesador “Obsoleto” para el ritmo de mercado. El Key2 tiene 6 GB de RAM y un Snapdragon 660, de ocho núcleos corriendo a 2.2 GHz.

Aunque la RAM ayude al terminal, sí existe cierto lag o lentitud entre aplicaciones, a veces imperceptibles para el usuario promedio. La situación no se torna extenuante y no afecta en gran medida la experiencia.

El terminal se calienta muy rápido, aunque eso se puede explicar por el chasis de metal, que emana el calor.

Sistema operativo

El S.O. se monta bajo Android 8.1.0 y añade gran cantidad de apps propias de la compañía. No tiene grandes diferencias y presenta con Privacy Shade la posibilidad de reducir la visibilidad de la pantalla, evitando miradas indiscretas, pudiendo regularse la intensidad.

Trae preinstalada la aplicación Locker, permitiendo bloquear las aplicaciones para sólo acceder a ellas por huella dactilar o contraseña.

Doble cámara

El Key2 tiene dos cámaras,  cada una con un sensor de 12 megapíxeles y distancias focales de f/1.8 y f.2.6 con 79,3 y 50 grados. Las cámaras permiten la grabación en 4K Y HDR.

Batería

Algo de agradecer en el terminal, es la batería. Cuenta con 3.500 miliamperios/ hora, que permite una autonomía de hasta dos días, aunque eso dependerá de varias variables, como el uso que se le dé y la exigencia de las apps.

Como reza el dicho, si quedó bien por qué no repetirlo. Esto es lo que han hecho desde Blackberry con un terminal que aún le falta para estar a la par de los terminales gama alta, pero que posee un teclado físico, y un sistema de seguridad que calará en el mercado empresarial.

El precio va desde los 649 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here