Investigan la muerte de padre e hijo españoles en Francia

Padre-Hijo
Pere (46) y su hijo Eloi (6) víctimas del trágico accidente

La policía de Francia continúa la investigación de la muerte de un padre y su hijo, ambos de nacionalidad española, que ocurrió el pasado 14 de septiembre en una carretera de Cerbère, cerca de la frontera entre los dos países. Los agentes de seguridad intentan aún determinar si el siniestro, en donde el vehículo en el cual se trasladaban se precipitó por un barranco de 20 metros de altura, fue fortuito o contó la intención del adulto.

Los cuerpos sin vida de Pere A.C, de 46 años y su hijo Eloi, de 6 años, fueron encontrados dentro de su automóvil por la policía francesa en el fondo de un precipicio el pasado viernes por la tarde noche. El fatal accidente, que ocurrió cerca de los límites con Gerona, generó gran conmoción en habitantes de la zona y provocó una rápida actuación por parte de los organismos de seguridad, quienes comenzaron a ejercer las pesquisas y la investigación necesaria para resolver el caso.

Se conoce como parricidio cuando una persona asesina a un familia, en especial al padre, a la madre, a un hijo o un cónyuge.

Gracias a la indagación de la policía de Francia, se pudo conocer que la víctima se había separado de la madre del niño dos años atrás y que ambos compartían la custodia del menor. Dentro de dicho acuerdo, el padre tenía a Eloi con él, en un apartamento ubicado en la calle Salvany de Sabadell, desde el miércoles y debía entregárselo a su ex pareja el viernes luego de que saliera del colegio.

Situación irregular

A.C
Pere A.C se encontraba manejando el automóvil que se precipitó por el barranco

Cuando llegó el momento de que Pere llevase a su hijo para que la madre tuviese el tiempo correspondido con él, este no se presentó a la hora pautada. Del mismo modo, según se pudo conocer, el hombre tampoco contestaba las llamadas que le hizo la progenitora del menor. Sin embargo, las alarmas se encendieron cuando se supo que el padre no llevó a su hijo al colegio, ni asistió a su puesto de trabajo en el centro de atención primaria Saint Felix, donde se encargaba de entregar citas médicas a los pacientes.

Esta situación irregular provocó que Laura pusiera una denuncia en la policía por la desaparición de su hijo, aproximadamente a las tres de la tarde del viernes, en una comisaría de Sabadell en Barcelona. De igual forma, facilitó el número de matrícula del carro que pertenecía a su ex pareja para facilitar la búsqueda de los organismos de seguridad.

Trágico desenlace

Los funcionarios de los Mossos D’Esquadra, donde se presentó la denuncia, tomaron nota y enviaron la matrícula del vehículo de Pere a la base de datos de Schengen, la cual se comparte con el resto de policía en Europa. Asimismo, se presentaron en la casa del hombre, con una orden judicial, pero no encontraron rastro del sujeto ni del niño.

Sin embargo, la noticia trágica se pudo conocer un par de horas más tarde. La policía de Francia informó a los de Barcelona que habían encontrado un vehículo con hombre y un menor dentro de él, luego de haberse precipitado por un barranco y posteriormente se pudo conocer que las víctimas eran Pere y Eloi.

Ahora la policía se encuentra realizando una investigación más profunda para poder conocer si el accidente ocurrido se trató de un infortunio o si el padre del niño realizó un parricidio con la intención de acabar con su vida y la del menor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here