La burbuja de la UE deja noticias de todo tipo. Tanto es así que la Policía belga interrumpió el viernes pasado una orgía en el centro de Bruselas en la que participaban veinticinco hombres, entre ellos un eurodiputado y varios diplomáticos. El miembro del Parlamento Europeo ‘cazado’ en el evento era József Szájer, que formaba parte del partido del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, Fidesz, y que este martes ha renunciado tanto a su escaño como a su actividad política. Él mismo lo ha confirmado en un comunicado, en el que además añade que no consumió drogas.
József Szájer era eurodiputado desde el año 2004, y es uno de los más firmes defensores de las políticas de Orbán -es fundador del partido-, calificadas en muchas ocasiones de autoritarias. De hecho, el Gobierno húngaro ha planteado estos días una reforma de la Constitución para prohibir la posibilidad de modificación legal del género asignado en el nacimiento. Las asociaciones LGTBI ya han denunciado un nuevo ataque al colectivo.
Szájer intentó fugarse y después dijo a los agentes que tenía inmunidad parlamentaria, según se ha explicado en varios medios. Su identidad en un primer momento no había trascendido, pero su dimisión repentina ha encendido todas las alarmas. Fidesz es una formación que, además, ha sido calificada de homófoba en los últimos tiempos.
El Gobierno de Hungría se encuentra en el disparadero por el veto de Orbán al fondo de recuperación. El primer ministro, igual que su homólogo polaco, rechazan que se vinculen las ayudas poscovid al cumplimiento del Estado de derecho. Tanto Hungría como Polonia están señaladas desde hace tiempo, y han sido amenazadas con suspenderse su voto en el Consejo Europeo (artículo 7 de los Tratados). Además, Fidesz está suspendido en el PPE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here