Termina la gira americana del Barça ¿Qué podemos esperar de los culés esta temporada?

valverde fc barcelona 2018

La Champions es nuestro objetivo esta temporada” así de tajante era la respuesta de Mark André Ter Stegen, portero titular del Futbol Club Barcelona. No es de extrañar que ese sea el objetivo de todo el vestuario después de ver como el máximo rival monopoliza la competición ganándola tres veces de manera consecutiva.

La noche del 4 de agosto en Estados Unidos se jugó el último partido de la gira americana del equipo catalán que finalizó en derrota por 1-0 ante el A.C. Milan de la Serie A. De este modo el saldo final de la gira termina en una victoria en penales y dos derrotas. Ninguna victoria en los 90 minutos de partido pero ¿Es tan malo como parece?

Las sensaciones que ha dejado el equipo de Valverde sobre el rectángulo de juego han sido esperanzadoras para el aficionado culé. Ver de nuevo como el esquema 4-3-3 es ejecutado por jugadores de buen pie ha causado cuanto menos nostalgia para todo el que haya visto el Barça de Guardiola. Todo esto con jugadores suplentes ya que la mayoría de titulares están en Barcelona pues sus entrenamientos comenzaron más tarde por haber participado en el mundial, de modo que no acudieron a esta gira.

Arthur Melo gira americana Barça
Arthur Melo (Foto: Redes Sociales)

El Barcelona dejó una buena imagen en los partidos que jugó en esta gira, con jugadores que mostraron un gran nivel. Rafinha, Arthur y Malcom salen muy reforzados, con suficientes galones como para exigir minutos de calidad esta temporada. También Sergi Roberto dio un golpe sobre la mesa para demostrar que su lugar es el medio campo y no el lateral derecho; pocos jugadores entienden tan bien el juego y los conceptos azulgrana como él.

Un equipo con mayor control y menos solidez

El 4-3-3 de Valverde recuerda mucho al de la primera temporada de Luis Enrique, con dos extremos rápidos en ataque y un 9 puro que fije a los defensas; centrocampistas creativos e inteligentes ofensivamente y una defensa dinámica con dos laterales que pasan constantemente al ataque.

gira americana del Barça
Rafinha Alcántara (Foto: redes sociales)

Con esta fórmula, el Barcelona consiguió ser uno de los equipos con mayor control de balón en esta International Champions Cup gracias a un gran control de balón y a una intensa presión alta que les permitía recuperar el cuero rápido después de perderla ¿Se mantendrá esta dinámica toda la temporada? Es difícil saberlo sin los titulares en el terreno de juego, la hora de la verdad será el 12 de agosto en Tánger, Marruecos.

Hay cosas en las que aún se tienen que hacer ajustes. Defensivamente el equipo no estuvo fino y encajó 7 goles, aunque de estos siete solo uno fue encajado por la pareja Marlon-Lenglet con Semedo en el lateral derecho. Pero históricamente, con Luis Enrique y el mismo Guardiola, el Barcelona sufrió de fragilidad defensiva con 4-3-3. Será un reto para Valverde mantener ese esquema con la solidez defensiva de la temporada pasada en liga, pero de conseguirlo, sin duda podemos esperar una Champions blaugrana para 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here