Plagas de hormigas en primavera: como prevenirlas y eliminarlas

Los cambios de estación suelen venir acompañados también de cambios en el entorno en prácticamente todos los sentidos. La mejora de las temperaturas hacia un ambiente más llevadero y estable crea un contexto perfecto para la proliferación de insectos como las hormigas que, si no se trata y previene de la forma adecuada, puede convertirse en una plaga con graves consecuencias. Hablamos de un problema que sucede año tras año, sobre todo con la llegada de la primavera.

Ante ello, conviene estar preparados para evitarlo o, en su defecto, conocer todo aquello que podemos hacer para eliminar una plaga de estos insectos. La mejor opción es acudir a Productosantiplagas.es, una tienda online especializada en productos para hormigas o para combatir plagas domésticas como cucarachas, mosquitos, roedores, xilófagos y una amplia gama de animales. Además, realizan envíos a toda España, por lo que se presentan como una plataforma de referencia y eficacia a la que acudir en una situación de este calibre.

Sin embargo, conviene realizarse ante una pregunta clave: ¿por qué aparecen plagas de hormigas en nuestros hogares con el cambio hacia la primavera? ¿Qué condiciones se dan para que esto ocurra y cómo podemos prevenirlo? A continuación vamos detallar información importante al respecto.

¿Por qué se dan plagas de hormigas en primavera?

Además del factor ambiental que hemos mencionado al principio del presente artículo, lo cierto es que la primavera es una época perfecta para que las hormigas encuentren alimento. ¿Y dónde pueden encontrarlo? En viviendas donde habitan personas, sobre todo en aquellas que cuentan con jardín o con una zona exterior. Con la llegada del buen tiempo, somos más propensos a comer fuera y, por tanto, a dejar restos que luego aprovechan las hormigas. Esto puede ocurrir también en interior si no limpiamos a fondo.

Con alimento disponible, se da también el escenario perfecto para la reproducción de las hormigas, por lo que tenemos el caldo de cultivo perfecto para una plaga. Además, es un tipo de plaga particular, puesto que no se suele asociar a una suciedad excesiva, como podrían ser otros insectos como las cucarachas o roedores como las ratas. Las hormigas detectan restos de comidas como migajas de pan a largas distancias y se organizan para «recolectar» estos pequeños manjares que nosotros desechamos.

Trabajan para asegurar su supervivencia en invierno

Cuando detectamos la plaga, lo más habitual es encontrar hileras o grupos de hormigas alrededor de cada mínimo resto de comida. Lo cierto es que estos pequeños insectos, cuyo reducido tamaño les permite introducirse por huecos mínimos, se organizan para recabar todo tipo de alimentos y llevarlo al hormiguero. Allí lo almacenan para el invierno, estación en la que sellan la entrada su particular laberinto para subsistir mientras continúan excavando.

¿Cómo prevenir una plaga de hormigas?

Si queremos evitar un episodio desagradable como este es importante saber qué medidas podemos adoptar para prevenirlo, pero lo cierto es que ante una plaga de hormigas solo existe un método de prevención realmente efectivo: la limpieza. Debemos tener en cuenta que para una hormiga cualquier resto de alimento, por pequeño que sea, puede ser un plato exquisito.

Por eso, conviene mantener una higiene completa en las zonas donde comamos en casa, tanto si se trata de la cocina, el salón o una zona exterior como un jardín. Será clave barrer el suelo y limpiar las mesas para eliminar cualquier resto tras cada comida, y también, al menos una vez por semana, fregar el suelo. De esta forma, es posible garantizar la ausencia de hormigas, ya que no dejaremos nada que pueda ser de su interés.

¿Qué productos usar ante una plaga de hormigas?

Si, por el contrario, no hemos sido capaces de evitar la plaga de estos pequeños insectos, no hay por qué preocuparse: existe solución. Esa solución la podemos encontrar en la mencionada plataforma ProductosAntiplagas.es, donde hay disponibles una gran cantidad de productos de extrema utilidad para eliminar las hormigas con total garantía de éxito.

Por ejemplo, tenemos cebo en forma de gel muy atrayente para las hormigas, que mediante su efecto sistémico nos ayuda a controlar rápidamente la colonia de hormigas. Los insectos se verán atraídos hacia el gel, se impregnaran de él y, al volver a su hormiguero, contaminarán al resto de su colectivo. Así conseguimos su eliminación total, a través de un método sencillo de usar y totalmente seguro.

Otra alternativa puede ser una trampa anti hormigas, muy similar a las ya conocidas trampas contra cucarachas que se colocan en el suelo. Su funcionamiento es idéntico al del gel para el cebo. Las hormigas consumen el producto que hay dentro de la trampa, y este les produce una reacción letal una vez están dentro del hormiguero, donde también afectará al resto de insectos e incluso a su reina.

En conclusión, podemos comprobar cómo evitar una plaga de hormigas es un reto asequible siempre que consigamos mantener una limpieza total en aquellas zonas donde consumamos alimentos. Y si la plaga se produce, contamos con plataformas online especializadas como ProductosAntiplagas.es, donde recibir el mejor asesoramiento en productos de gran efectividad para luchar contra la invasión de estos peculiares insectos en nuestro hogar.