Una investigación revela la capacidad de las bacterias del organismo para producir electricidad

investigación
Las bacterias intestinales son capaces de generar más de 100.000 electrones por segundo

En Estado Unidos, se llevó a cabo una investigación específicamente en la Universidad de Berkeley a principios de septiembre de 2018, que certifica nuevas posibilidades para las biopilas y otros futuros inventos. Esto, gracias al potencial de las bacterias intestinales, que son capaces de generar más de 100.000 electrones por segundo.

Por su parte, el novedoso estudio fue publicado en la revista Nature. Donde aseguran que las bacterias alojadas en las entrañas, son capaces de producir electricidad. Usualmente, son bacterias llamas “electrogénicas” y no son algo nuevo, ya que también se pueden conseguir en lugares alejados de la humanidad, como el fondo de los lagos. Pero, esto se desconocía hasta hoy en día en mamíferos, ratifica Daniel Portnoy, microbiólogo de la Universidad de Berkeley y autor principal de la investigación.

«Existe la posibilidad de que pueda mejorar la tecnología con este estudio. Pero es demasiado pronto para decirlo con certeza” – Sam Light

Proceso de la investigación en la Universidad de Berkeley, California

El importante estudio se desarrolló en el laboratorio de la facultad. Allí, el equipo encargado colocó las bacterias en una cámara electroquímica, y enseguida, capturo los electrones producidos con un cable o electrodo. De esta forma, descubrieron que este tipo de bacterias creaban una potente corriente eléctrica. Ante ello, Sam Light, otro autor de la investigación, manifestó que se trata de un proceso que realiza la bacteria como un sistema de respaldo, usado solo en ciertas circunstancias. Por ejemplo, lo utilizan en condiciones de poco oxígeno en el intestino.

Por su parte, las bacterias que seleccionaron los expertos, son bacterias mutadas, tratándose de aquellas con genes alterados o perdidos. Para así, lograr identificar que genes eran indispensables para que las bacterias produzcan electricidad. Siendo estos genes, quienes codifican diversas proteínas claves para producir esa electricidad.

De igual forma, descubrieron que el sistema que empleaban las bacterias era totalmente simple. Considerándose mucho más sencillo que los sistemas que usan otras bacterias electrogénicas, como las que se consiguen en el fondo de un largo. Tomando en cuenta que, es una cascada de proteínas que trasportan los electrones fuera de la bacteria.

¿Qué pasa cuando los electrones alcanzan el exterior?

Luego de que los electrones llegan a la superficie, los investigadores aseguran que no está bien claro hacia dónde van. Por ello, toman en cuenta que las bacterias electrógenas conseguidas en otros lugares, transfieren los electrones a minerales como el manganeso o el hierro de su entorno.

Pero durante la investigación realizada en la Universidad de Berkeley, los electrones fluyeron en el electrodo. Y según confirmó Sam Light, en el intestino diversas moléculas diferentes, como el hierro, pueden fusionarse y aceptar los electrones.

investigación
Investigación de la Universidad de Berkeley

Por otro lado, los genes capaces de producir electricidad, cumple varias funciones. Considerando que unos de ellos, las llevan a cabo en el intestino y otros son relevantes para servir como probióticos.

Este estudió es una vía supremamente importante para generar electricidad y facilitar nuevas oportunidades para el diseño de tecnología generadora de energía. Por lo cual, ya existen proyectos para crear células de combustible microbianas o biopilas que empleen bacterias para producir electricidad. Alcanzado mediante el uso de materia orgánica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here