Andalucía baraja frenar la desescalada prevista ante el repunte de contagios a las puertas de Navidad

Luego de levantar las restricciones a la movilidad entre los municipios de una misma provincia y programas una desescalada progresiva de las limitaciones de cara a las fiestas navideñas, el Gobierno de Andalucía piso el freno ante el repunto generalizado de los contagios. Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta, este martes informó que esta estudiando desde ya cambiar las medidas que han sido adoptadas la pasada semanas para flexibilizar las restricciones de movilidad y de los horarios comerciales, que han sido en función de la evolución de la pandemia de coronavirus. Esta decisión será adoptada luego del análisis de los datos disponibles en una reunión que ha sido prevista para el día de hoy, en horas previas al inicio de la segunda fase de la desescalada, conforme a lo que ha sido informado por el presidente en una entrevista en la COPE.

La tendencia de baja a la curva de infectados, ha sido interrumpida, según los datos de contagios de este fin de semana en Andalucía, la cual se encontraba mantenida de forma decreciente desde hace tres semanas. Siendo algo que esta ocurriendo en todo el país, mientras todavía no se ha notado el efecto del puente de la Constitución. Desde hace más de un mes, Andalucía se ha encontrado cerrada perimetralmente, en las comunidades y de igual manera, en sus provincias y municipios, de los cuales no se puede salir, ni entrar, al menos que sean motivos excepcionales (como trabajo, asistencia sanitaria, jurídica, entre otros). Esta buena evolución de los datos ha incentivado al presidente, para que anunciara esta semana pasada, un plan con la finalidad de levantar parcialmente las restricciones a la movilidad y flexibilizar los horarios de apertura, como también los cierres de comercios y hostelería.

Este pasado fin de semana, fue interrumpido el optimismo por el que fueron tomadas estas decisiones, debido a los datos de los repuntes de infectados. Con un riesgo de remontar la curva y entrar completamente a una tercera ola, teniendo un pico máximo para este invierno en pleno y en coincidencia con la gripe, ha sido de obligatoriedad para la Junta, para analizar nuevamente su propuesta de desescalada. «Las medidas podrían sufrir un retoque si las cifras van a peor» y en este caso, «evidentemente, no nos quedará más remedio que limitar algunas de las opciones que habíamos previsto», expresó Moreno. El presidente andaluz rememoró que tras el puente de diciembre se ha generado un «repunte» de contagios, por lo que justificó que desde la Junta se esté en «permanente revisión» con sus decisiones adoptadas, debido a que «el virus sigue entre nosotros», pese a que la comunidad está por debajo de la media nacional en incidencia.

Moreno, ha hecho referencia a las medidas que han sido aprobadas esta semana pasada, que ha sido dividida en dos fase, siendo la primera entre el 12 y el 17 de diciembre, cuando es permitida la movilidad en de cada provincia, los comercios podrán ser cerrado a las 21:00 horas, la hostelería a las 18:00 y el toque de queda es entre las 22:00 y las 7:00 horas. En la segunda fase, entre el 18 de diciembre y el 10 de enero, se encuentra ya previsto que sea permitida la movilidad entre provincias, que el comercio cierre a las 22:30 horas, la hostelería tendría dos horas más de apertura, entre las 20:00 y las 22:30, y el toque de queda sería entre las 23:00 y las 6:00 horas.

Así mimo, ha sido acordado permitir la entrada y salida de Andalucía por reagrupación familiar y visitas de allegados entre el 23 de diciembre y el 6 de enero y celebrar reuniones de 10 personas los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero y que la hostelería cierre a la 1:00 en Nochebuena y Nochevieja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here