Barcelona con menos accidentes a pesar del aumento de la velocidad

El cómputo del año 2020 se cerró con un porcentaje menor de accidentes en Barcelona, como en todas las estadísticas del año del coronavirus, corta la serie. La ciudad registró un 38% menos de siniestros de tráfico (5.715) motivado a la  disminución de la movilidad en los diferentes ciclos de confinamiento durante la pandemia. El porcentaje de heridos leves, graves y fallecidos descendió en números semejantes. Sin embargo, la fluidez del tránsito durante varias semanas ocasionó un aumento de la velocidad: las sanciones por exceder el límite se duplicaron, señaló ayer el Ayuntamiento.

Las multas por transitar con exceso de velocidad rebasaron las 600.000. Una cifra inaudita, en consecuencia, tanto la concejala de Movilidad, Rosa Alarcón, así como el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, coincidieron en la tesis de  que hay que disminuir la velocidad de los coches. Batlle expresó, sobre la falsa sensación de seguridad que se provoca cuando hay menos circulación. Por otra parte, Alarcón aconsejó que Barcelona debe alzar el pie del acelerador. Hace varios días la administración de la alcaldesa Ada Colau, comunicó que hará públicas disposiciones para bajar la velocidad en la ciudad pero por ahora no las ha especificado. Batlle declaró también que, vistas las sanciones, se propone bajar la velocidad en toda la ciudad a un máximo de 30 kilómetros por hora.

Los encargados de movilidad y seguridad, declararon que la cantidad de siniestros con víctimas se cerró en el año 2020 con 5.715 de los accidentes con víctimas, la cifra más baja de los últimos 16 años. Los lesionados graves fueron un 39% menos (141), los leves también un 39% menos (7.064) y las víctimas mortales, un 36,4% menos (pasaron de 22 a 14 personas fallecidas, 12 hombres y dos mujeres). Es preciso señalar que el 50% de los muertos en accidente eran motoristas, cuatro eran peatones, uno ciclista, otro de turismo y el último conducía un patinete.

El jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, en relación a estos datos, señaló que hay que recalcar en tres puntos importantes. Uno, el jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, el 87,9% de los heridos graves fueron motoristas, peatones, ciclistas o conductores de Vehículos de Movilidad Personal (básicamente patinetes). Dos, aumentó la presencia de patinetes en los siniestros. Y tres, la falta de atención en la conducción, generalmente por uso del móvil, fue la causa principal de 1.300 siniestros. Una cifra que según Velázquez  es evitable.

En el mismo sentido de los números a la baja, en el año 2020 se observa que disminuyeron los vehículos involucrados en accidentes (un 42% menos pasando de 18.975 a 10.855). Pero subió la presencia de los patinetes, del 2,6% al 4,4%, casi el doble. Los accidentes más reiterados fueron colisiones traseras, impactos vinculados con la falta de atención, exceso de velocidad, colisiones laterales, fronto-laterales y atropellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here