El lento descenso en las UCI preocupa a los hospitales

29/01/2021 - Barcelona - En la imagen la UCI Covid del Hospital del MAr de Barcelona. Los sanitarios advierten que Cataluña se encuentra en plena tercera ola y que el pico está previsto que llegue sobre el 10 de febrero. Foto: Massimiliano Minocri

Con una mayor lentitud, las UCI catalanas se han vaciado. Han descendido los pacientes críticos (522) en un 29% desde el pico que tuvo en la tercera ola, que fue hace 31 días, en tanto el 1 de febrero se logró alcanzar los 731 enfermos con mayor gravedad. Notablemente la progresión, más detenida que en el mismo periodo de la segunda ola, en tanto se ha vaciado el 44% de las camas después del pico; y que en la primera, en tanto a bajado un 71%. El ritmo de vaciado en las UCI, en un motivo de preocupación específicamente en los hospitales.

Continua teniendo complejidad, la situación presente en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales catalanes. Aproximadamente hace casi dos meses, que los hospitales catalanes han estado acumulando más de 500 críticos. Ha sido lamentado por Joan Ramon Masclans, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del hospital del Mar de Barcelona, que los número no bajan. “Hoy \[Por ayer\] es el día que más críticos tenemos en la tercera ola. En los últimos tres días hemos ingresado seis pacientes críticos, y solo tenemos una alta; el balance no es bueno”. Esta siendo contemplado por los hospitales con angustia, cómo la mejora de los datos epidemiológicos no junto con la desocupación de las camas críticas. Masclans, ha concretado que los indicadores iran a mejor, aunque sin embargo los pacientes en las UCI han descendido de una manera asimétrica.

No obstante, la evolución hospitalaria, ha cumplido con las previsiones del Govern. No existe un diferencial en dicho sentido respecto a las demás olas, fue asegurado este martes por el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon. Y ha añadido, que las UCI siempre tienen una bajada muy poco a poco y un enfermo que van a entrar pudiendo estar por semanas en la UCI. Las proyecciones que se realizan por el grupo de investigación Biocom, que está vinculado a la Universitat Politècnica de Catalunya, tenían previsto un descenso de entre un 5% y 15% semanal, sin embargo la actual rebaja de críticos se ha movido por la horquilla más lenta, conforme ha explicado una fuente del equipo.

Ha apuntado la comunidad sanitaria, el auge de la variante británica para que se explique el poco dinamismo en las UCI, y ha sido añadido por las fuentes consultadas que la tipología y edad de los pacientes actuales también son vinculantes. Mascland, ha indicado que sin embargo no conocen los motivos con exactitud. “En principio la variante británica es más transmisible y deberíamos tener más positivos, pero no es el caso, y las UCI siguen sin un descenso evidente. Esa incertidumbre nos angustia”.

Crece la proporción de pacientes críticos

Ha sido incrementara su proporción de los pacientes críticos, en el hospital Arnau de Vilanova de Lleida. Siempre la hospitalizaciones, son la representación de una proporción mayor que los críticos, fue explicado por Jesús Caballero, quien es el presidente de la Societat Catalana de Medicina Intensiva i Crítica (SOCMIC). Y ha concretado, sin embargo esta semana que tienen un aproximado de un 50% de críticos, en los que incluyen los semicríticos, y un 50% de pacientes que están en planta. Dicho desequilibrio ha invitado a Caballero, a que plantee la posibilidad de que la variante británica sea más virulenta que la variante de Wuhan. “Tendremos que estudiar los datos para tener certezas de que esta variante es más virulenta. Es una posibilidad, aún no es ninguna certeza”.

Al respecto de esta posibilidad, Argimon se ha ceñido a los estudios actuales, que se han negado a esta posibilidad, sin embargo ha admitido que hay documentos que han planteado que esta cepa tenga más daño para la población mayor de los 75 años. Y han dicho, que sin embargo van a tener que estudiarlo para que sepan si van a pasar de una impresión a una evidencia.

El descenso lento de las UCI, ha alertado a los sanitarios frente a un posible repunte de positivos. Caballero, ha asegurado que si en este momento inician a incrementar desde 500 críticos, el sistema lo va a tener complicado para asumirlo, pero lo va a hacer. Masclans se ha mostrado intranquilo: “Se entiende la reapertura social, pero si los hospitales van a peor, será peor para todos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here