El Reino Unido ha reconocido que la nueva cepa de coronavirus se encuentra «fuera de control»

Matt Hancock, ministro de Sanidad Británico, reconoció el pasado domingo que esta nueva cepa de coronavirus, que ha sido detectada en Inglaterra se encuentra fuera de control, por lo que el Gobierno le ha tocado actuar de forma rápida y con decisión, respecto al confinamiento que ha sido impuesto en Londres y el sureste del país. Esta nueva cepa no es más grave, pero si es más fácil y rápida su propagación.

Hancock, afirmó en medio de una entrevista con la cadena británica  Sky News, que esta es una enfermedad mortal, que debe ser controlada, lo que la hace más difícil con esta nueva variante. «Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus. Esa es la única forma de poder recuperar el control», agrego.

De igual manera, Hancock, recordó que los casos han sido incrementado en los últimos días. Y advirtió que el país se encuentra enfrentando «un momento muy difícil de controlar hasta que llegue el desembarco de la vacuna».

También especificó que hasta las 20:00 horas del pasado sábado, ya habían vacunado a 350.000 personas. «Vamos a salir adelante pero nos esperan meses difíciles», manifestó.

Así mismo, cualificó de totalmente irresponsable, el éxodo que han realizado len la víspera de la navidad miles de personas que han decidido dejar Londres y el Sureste de Inglaterra, al instante de haber recibido la declaración del confinamiento de ambas zonas, debido al incremento de los casos de coronavirus, por una nueva cepa de contagio aumentado.

Igualmente, Hancock declaró que «Los responsables médicos dejaron absolutamente claro que la gente debería deshacer las maletas», esto en relación a la solicitud que fue formulada por las autoridades para la población permanezca en sus hogares, en vez de escapar de estas ciudades que han sido afectadas, como lo es Londres particularmente.

Para el pasado domingo, el sureste del país y Londres, se encontraban en el llamado Nivel 4, el cual cierra en efecto las zonas afectadas, e impone a todos los residentes a que permanezcan en sus domicilios, a excepción de excepciones especificas, cerrando las instalaciones de ocio y servicios que no sean necesarios, como también ha impuesto el trabajo desde casa exceptuando motivos ineludibles, conforme a lo que ha dicho el primer ministro.

En un inicio se estipulaba su duración por un lapso de dos semanas, para estas limitaciones, pero para el próximo 30 de diciembre, en este día el Gobierno se va a pronunciar con respecto a una exención potencial, con el fin de que la ultima semana navideña sea salvada en la medida de lo posible.

De igual modo, el primer ministro, en respecto al resto del país, redujo de forma relevante los cinco días navideños, en los cuales ya estaba pronosticado que se flexibilizaran las restricciones, que hasta ahora se encuentran vigentes, pero serán limitadas a solo 24 horas.

La oposición, rememoró que en el primer momento, el primer ministro, Boris Johnson, informo sobre la relajación de las restricciones que coincidirían con las Navidades, pero de las que se ha tenido que retroceder debido al incremento de los casos.

«Una y otra vez somos testigos del mismo patrón: un primer ministro que rechaza las pruebas, que ridiculiza y se burla de las preocupaciones, que titubea y retrasa la decisión y que finalmente cambia de idea en el último minuto», aseguró la portavoz de Exteriores del Partido Laborista, Lisa Nandy. «Esto no puede seguir así», resaltó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here