Ha sido planteado por Sanidad el cierre del interior de bares y restaurantes si es superada una tasa de 150 casos

Es considerado por el Ministerio de Sanidad que las terrazas de los bares y restaurantes, que tengan por lo menos tres paramentos y techo van a tener que ser considerados de igual forma como interiores de los establecimientos, que ha planteado cerrar si, en otras aspectos, ha tenido un alcance la incidencia acumulada los 150 casos de coronavirus por 100.000 habitantes.

Esto ha sido planteado en el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la covid-19, que ha aprobado el 26 de febrero pasado la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, ha sido publicado en boletines oficiales en la semana pasada y se tiene previsto que sea abordado en este jueves la Comisión de Salud Pública.

Es al respecto de un documento en el que todavía debe trabajar la Comisión -puede que sea probado este jueves- y más tarde va tener que recibir la luz verde del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), con lo que se encuentra sujeta a cambios.

En el mes es de octubre, una actualización del aprobado, que todavía se encuentra vigente, que como entonces ha propuesto los criterios comunes en la interpretación de los indicadores básicos en el SNS, los cuales permiten que sea realizada una evaluación de la pandemia en cada territorio, que se dirija a la detección de niveles de riesgo para la población.

Ha establecido los niveles de alerta, los cuales son los que se encargan de determinar las actuaciones que son proporcionales al nivel de riesgo de la transmisión del coronavirus y se adapten conforme la situación y el contexto de cada territorio. Y se continua manteniendo en referencia al documento de octubre los indicadores para la valoración del riesgo, con dos bloques.

Es evaluado por el primer bloque evalúa el nivel de transmisión, que es calculado en función de seis de los indicadores: la incidencia acumulada por 100.000 habitantes en 14 y en y días; esta misma incidencia pero que sea referida a la población que es mayor de 65 años; el porcentaje de la positividad de las pruebas diagnósticas y el de casos que tienen trazabilidad. En tanto, el segundo se encarga de medir la capacidad asistencial con los otros dos marcadores, la ocupación de camas covid y de las UCI.

Les es asignado en cada uno de estos escenarios uno de los cinco niveles de riesgo, teniendo el más bajo el de esta nueva normalidad, teniendo incidencias acumuladas que son inferiores a 25 en 14 días, y el muy elevado , en el cual son superados los 250 casos por cada 100.000 habitantes. El resultado de estos indicadores está ubicando al territorio en un nivel de riesgo que es correspondiente con los cuatro niveles de alerta, cada uno de estos esta asociado a una serie de medidas.

En dicha ocasión ha especificado las medidas que se recomiendan en el nivel 4 de alerta, en tanto que el que se tenía previamente era limitado a indicar que serían adoptados, adicionalmente a las restricciones del nivel 3, las «medidas excepcionales, tras una evaluación específica de la situación, que podrán incluir la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento».

De esta manera, este cuarto nivel, que se encuentra asociado con una incidencia que es acumulada y por arriba de los 250 casos, siendo especificado en este nuevo documento que las reuniones que son del ámbito público y privado puedan ser de un máximo de 4 personas, «salvo para los grupos de convivencia». Indicaba por otro lado, en referencia de las zonas que son interiores de los establecimientos de restauración y hostelería, en los niveles 3 -asociado a una incidencia superior a los 150 casos- y 4, la «supresión del servicio».

El documento que todavía tiene vigencia indicaba en dicho sentido que «la autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de las zonas interiores de los establecimientos, y en su defecto, reducir los aforos al mínimo posible y prohibición de consumo en barra. Y en el propuesto ahora por la ponencia especifica que las terrazas retranqueadas en el interior con 3 paramentos y techo; las exteriores con estos mismos elementos, las que están completamente cubiertas con 4 paramentos y techo y las que tienen paramentos continuos y discontinuos y techo «serán consideradas como zonas interiores de los establecimientos».

Es recomendable en esos dos niveles, que la población salga de su domicilio solamente para lo que sea necesario, y sean limitadas las entradas y salidas del área territorial evaluada exceptuando para las actividades que no son esenciales. Y ha apostado en todos los niveles que sea fomentado el teletrabajo y en caso de que el territorio se halle en el 3 o en el 4, que sean evitadas las reuniones en el lugar de trabajo para comer y beber.

Así mismo, se seguirá manteniendo en todos los niveles la utilización de la mascarillas en los espacios públicos, la prohibición de fumar en la terrazas de hostelería, como también en la vía pública en tanto no pueda ser posible que se mantenga la distancia, ni comer ni beber en la calle cuando no se tenga garantizada la distancia.

Ha sido ensenado por la plataforma formada por FIAB, Aecoc y Hostelería de España, con ‘Juntos con la Hostelería’, su rechazo y oposición a dicho documento. En la carta, de la que aún no ha sido recibida una respuesta, se ha argumentado que la industria agroalimentaria y la hostelería son estratégicas en la economía española, debido a que suponen el 11,6% del PIB y proporcionan empleo a 2,7 millones de personas, cifras que en el año 2020 han descendido al 5,8% en el caso del PIB y teniendo más de un millón de trabajadores afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here