¿Podría contagiarse y contagiar a otros una persona que ya haya sido vacunada en contra del coronavirus?

Las personas están viendo una luz al final del túnel, gracias a la llegada de las vacunas  en contra de la Covid-19, después de este duro año de pandemia. Aún así, los expertos han continuado advirtiendo al respecto de la necesidad de que se continúe con el respeto de las medidas de protección frente al virus, así como la mascarilla o la distancia de seguridad, sin embargo todavía no se tiene claro si una persona que haya sido vacunada podría llegar a contagiar a otra sana si llegase a contraer la enfermedad, conforme a lo que  recoge BBC.

En la actualidad, existen nueve vacunas en contra el coronavirus, las cuales tienen una gran capacidad para que sea prevenida su infección, lo que quiere decir, que para que se evite que una persona a la que le fue  suministrada la vacuna y esta desarrolle síntomas o enferme gravemente, lo que no significa que está no impide el contagio.

Para pueda ser entendido de una mejor forma entonces este funcionamiento de las vacunas, va a necesitar que se sepa que van a  poder generar dos tipos de inmunidad diferentes, la efectiva y la esterilizante. La primera, va a evitar que el virus llegue a provocar una enfermedad que va a ser grave, sin embargo no que se encuentre entre en el organismo o sea replicada, en tanto que la segunda sí va a impedir el contagio e, inclusive, va a prevenir  los casos de asintomáticos, a pesar de que en raras ocasiones es conseguido.

La duda que hay en miles de ciudadanos, es al respecto del tipo de inmunidad por la que son capaces de que se generen las vacunas en contra de la Covid. El profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham (Reino Unido), Keith Neal, aseguraba en pocas palabras, que no lo saben, debido a que estas son muy nuevas.

A pesar de que las primeras investigaciones se han enfocado en el cálculo de la capacidad que tienen de las vacunas para impedir la evolución de los síntomas y no se tiene información suficiente como para afirmar con rotundidad que también previenen de la infección, ya existen algunos estudios para medir su capacidad de bloqueo frente a la infección, aunque los resultados más concluyentes no se obtendrán hasta pasadas varias semanas o meses.

Pese a que las primeras investigaciones, tuvieron un enfoque en que fuese calculada la capacidad de las vacunas para que fuese impedida la evolución de estos síntomas y no ha sido obtenida la información que sea suficiente, como para que se afirme con rotundidad que así mismo van a prevenir de la infección, ya hay varios estudios, con los que se está midiendo la capacidad de bloqueo que tienen ante la infección, a pesar de que los resultados que son más concluyentes no van a ser obtenido hasta que pasen unas cuantas semanas o meses.

Hace poco se han publicado algunos estudios, que han sido al respecto de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer y Moderna, indicando que estas pueden tener un potencial para que sea rreducda la transmisión, a pesar de que todavía se encuentran haciendo revisiones y sus resultados todavía no son definitivos.

Así mismo, fue explicado por la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, que suponen  que todas estas vacunas tendrán  un nivel de capacidad de bloqueo de la infección, sin embargo avisa de que todavía no van a ser necesarias más pruebas, las cuales vayan a medir la capacidad de bloqueo frente al contagio de este virus.

 

Sobre la posibilidad de  contagiar a otras personas si nos hemos vacunado, en el apartado al respecto de la Covid-19 de la Universidad de Harvard, se han mostrado así mismo precavidos y afirmaron que todavía no va a ser posible que se sepa, puesto a que se necesita la recopilación de más datos para que se responda de una manera segura. Lo que sí han indicado, es que una persona que reciba la vacuna podría alojar al virus en su nariz o garganta, en tanto este se multiplique, pese a que ya se encuentre protegido ante está enfermedad que provoca.

 

Si podría llegar a ser conseguido por la vacuna que la respuesta inmune, que está genera en nuestro organismo (la misma que va a evitar que la persona vacunada llegue a enfermar o desarrollar síntomas) tenga una disminución en la carga viral en la nariz o en la garganta hasta un punto en que la probabilidad de que llegue a contagiar a otras personas sea baja, sin embargo, enfatizan que aún se necesitan más investigaciones para tener una mayor seguridad.

 

De igual forma, es muy relevante que se tenga en cuenta que ninguna de las vacunas que tienen un 100% de eficacia. Si llegan a alcanzar el 95%, significa que aproximadamente 1 de cada 20 personas que se vacunan podrían no estar protegidos en contra del coronavirus, conforme fue informado por la Universidad Johns Hopkins.

 

Por otro parte, así  mismo es probable que un ciudadano sea vacune y ya se encuentre infectado con el virus que causa la Covid-19, razón por la que  el SARS-CoV-2 podría seguir teniendo expansión inclusive tiempo más tarde de haber sido vacunado.

 

Por lo que, los expertos han tenido coincidencia en que lo más relevante va a ser que las personas que se vacunan, hasta que sea alcanzada una inmunidad de rebaño, en la que una gran parte de la población va a estar vacunada, sigan haciendo uso y respetando las medidas de seguridad que fueron impuestas por las instituciones, con el fin de que se evite que el coronavirus continúe propagándose y de esta manera se proteja a nuestros allegados.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here