Luis Miguel, 51 años de luces, sombras y constante reinvención

El artista, parece encaminar su carrera en la madurez, dispuesto a demostrar que continúa siendo ‘El Sol de México’

El artista, parece encaminar su carrera en la madurez, dispuesto a demostrar que continúa siendo ‘El Sol de México’

Es un acercamiento casi erótico. Cuando Luis Miguel sale al escenario, un escalofrío interno sacude el cuerpo de sus espectadores. El joven de la cabellera hirsuta, los movimientos de pelvis seductores y la voz potente, el que se transformó en el latin lover por excelencia, el hombre convertido en un Frank Sinatra , de traje excelentemente cortado, es capaz de paralizar una ciudad entera donde se presente. Un eclipse la luz resurge a chispear y el hombre que era el novio del país de los culebrones, cumple 51 años dispuesto a demostrarles a sus admiradores que en el escenario es él quien manda.

En este momento  Millones de personas continúan enganchadas a la vida de Luis Miguel, revelada en la serie de Netflix. Su biógrafo cuenta a LOC cómo es el cantante y qué ha sido de sus hermanos.

La vida de Luis Miguel se ha transformado en una obsesión para millones de personas. Si la primera temporada de la serie de Netflix  mantuvo atraídos con el villano Luisito Rey y la dulce Marcela, la segunda continua profundizando en la increíble vida del Sol de México y de todos los satélites que giraban alrededor de él.

«La serie ha sido un fenómeno social», indica el periodista español Javier León Herrera, el autor de la biografía en la que está fundamentada Luis Miguel, la serie. Él mismo se ha transformado en una celebridad en México, Chile o Argentina, donde le llevan a programas de mucha audiencia para hablar de los secretos del cantante. «Más de uno hubiera acabado despeñado pero Luis Miguel, dentro de lo mal que lo ha pasado, ha demostrado que tiene una gran fortaleza y resiliencia», afirma.

Tiene un grupo reducido pero muy leal de amigos, que le han apoyado demasiado a salir del agujero en el que estuvo hace unos años.

La serie está fundamentada en el primero de los libros, que escribió casi por casualidad en 1997. Se enteró de que había un follón con las cenizas de Luisito Rey, el padre. Agarro su cámara y se fue a Cádiz. A raíz de eso se dio cuenta de que había una historia muy profunda que no se había contado y empezó a indagar. Estuvo 14 meses investigando hasta que publico el libro. 20 años después le llamaron para expresarle que Luis Miguel deseaba que fuera el libro en el que se fundamentara la serie de Netflix, expreso el periodista.

La fama gigantesca de la serie le llevó a ocuparse de la segunda parte de la historia de Luis Miguel en Oro de rey. León garantiza que jamás ha recibido alguna indicación del cantante ni de su entorno para que cambie una sola coma del relato: «Jamás me han dicho nada. Eso sí, tengo una línea roja de autocensura porque no he querido caer en el morbo ni en el amarillismo».

En este libro se iluminan varias de las preguntas en relación a la vida de Luis Miguel, como la relación que mantiene con sus hermanos, Alejandro y Sergio. «Con Álex se ve, pero con Sergio no tiene ninguna relación», señala.

Alejandro (49) renunció al apellido Gallego de su padre para acoger el de su madre, Basteri. Es el único español de los tres (nació en Cádiz) y ha avanzado una exitosa carrera como empresario en México, con inversiones en construcción y gasolineras. Es muy activo en redes sociales, donde suele enganchar imágenes de su madre, desaparecida (muerta, aclara el escritor) desde 1986.Es padre de dos hijos.

Entre tanto Álex mantiene un perfil muy activo en redes y se deja ver con Luis Miguel en conciertos y giras, del hermano pequeño se conoce muy poco. «Sergio ha dejado muy claro que no quiere saber nada y que no quiere tener una vida pública», expresa el escritor. Luis Miguel y él sostuvieron una disputa muy dura hace 20 años en Nueva York, donde se habían citado para determinar el futuro universitario del chaval, y ya fracturaron la relación. Sergio quería hacer Antropología en Inglaterra pero Luis Miguel prefería que estudiara Leyes en Harvard.

Apenas existen fotos de Sergio, que tiene 37 años, y no es tan evidente de qué vive. El propio Foncerrada ha revelado en el programa mexicano Ventaneando que se ha ocupado a la numerología y ha negado que fuera cantante aun cuando, afirma, tiene la misma encantadora voz que su famoso hermano. León ratifica la faceta artística de Sergio: «Canta muy bien y toca el piano, pero no ha querido dedicarse a la música».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here