EUROCOPA: Una España entre bastante incertidumbre

El equipo de Luis Enrique necesita de líderes históricos y tiene aprieto en las dos áreas.

El equipo de Luis Enrique necesita de líderes históricos y tiene aprieto en las dos áreas.

Sumergida en un proceso de regeneración luego de ser el ejemplo del planeta balón con la sucesión de dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010), España aún reivindica su fútbol del toco, de la posesión y de un juego más maravilla que físico. Sucede, no obstante, que los intérpretes ya no son los de antaño, pues Xavi, Iniesta, Villa, Piqué y Casillas, entre otros, cedieron el paso a unos jóvenes que no mejoran con tanta ferocidad, por más que no tuvieran aprieto  para expresar la suya en la fase de clasificación. Otra asunto será en la Eurocopa, donde el club debe recuperarse sin líderes sobre el césped y con serios aprietos en las áreas.

A lo largo de la fase de clasificación España vivió con dolor y tristeza el adiós de Luis Enrique, que debió acogerse en su familia porque falleció su hija después de una enfermedad. En ese tiempo el banquillo lo ocupo su segundo, Robert Moreno, que siguió con una apuesta semejante, fundamentada en el 4-3-3. “En la banda me decía: ‘¡Qué bien estamos jugando!’. Eso fue un orgullo. Si percibes los dos últimos partidos, ante Rumanía y Malta, el equipo fluía, el balón iba a gran velocidad, con oportunidades y goles, admite Moreno. Pero desde la Federación le dieron las gracias y poco más porque cuando Luis Enrique solicito de nuevo la vez, Moreno fue despedido porque ya no deseaba ser un segundón sino continuar con su carrera.

“En mis equipos, soy el líder”, expreso Luis Enrique al llegar al Barça, después contradicho por Messi. Pero, inteligente porque tuvo conocimiento de reconducir la situación, el técnico llevó al equipo a su segundo triplete (2015). Ahora, no obstante, sí que se le exige que actué de guía, sobre todo porque determino a última no llamar a Sergio Ramos, inactivo gran parte de 2021. Una determinación, la de no convocar a Ramos, que deja a España sin ningún jugador del Real Madrid, toda vez que Asensio y Lucas Vázquez están lesionados y Nacho no es del agrado del seleccionador. Queda por percibir cómo responden Pau Torres (Villarreal), también de Laporte y Eric García (City) como guardines de Unai Simon (Athletic), ahora que ya no juega De Gea. Tal vez por eso, Luis Enrique ha experimentado en los últimos envites el 4-1-4-1, inclusive el 4-2-3-1.

Pero España aún es un equipo de medios que aseguran la posesión del esférico, por más que les quede trayecto para hallar la rampa hacia el gol, toda vez que ya no hay puntas como Torres o Villa. Pero para eso está Gerard Moreno (Villarreal), que ha explotado a los 29 años y que suma cinco dianas en diez duelos con La Roja. Es una España disminuida, pero trabajosa de descifrar hasta conocer si encajan o no las pies.

La estrella

Gerard Moreno

Puede que no tenga el nombre de Fernando Torres o David Villa, delanteros que produjeron época en la selección, igualmente en el planeta fútbol. Pero el surgimiento retrasado de Gerard Moreno (29 años) le ha llevado a la punta de España, ariete que ha firmado 30 tantos y repartido otras 11 asistencias en la temporada. Capital para el Villarreal porque con siete dianas -dos en la final ante el Manchester United; una en el tiempo reglamentario y otra en la tanda de penaltis apoyo en la victoria de la Europa League, en este momento enfrenta su primer gran torneo de selecciones. De desmarcaje y movimientos inteligentes, desprendido en el impulso y con el balón en los pies, tiene un radar para ganarse la posición y recurrir a los remates. España depende, en parte, de su puntería.

El seleccionador

Luis Enrique Martínez

51 años de Gijón, España. Debuto: 03/09/202

La Federación lo contrató después del descalabro en el Mundial de Rusia para conducir a España hasta la Eurocopa de 2020, pero por el camino la enfermedad grave de una de sus hijas lo separo unos meses del cargo. Regreso sin haber perdido ni energía ni firmeza: lo primero que realizo fue reemplazar a su heredero y anterior ayudante, Robert Moreno. No le tembló el pulso en ese tiempo y no le ha temblado en este momento al dejar fuera de la lista a Sergio Ramos, el capitán y futbolista con más internacionalidades. No ha modificado su espíritu ni su costumbre de subirse a un andamio para vigilar desde la altura los ejercicios tácticos. Y solo la pandemia ha cambiado otra de sus rutinas: no lograra evadirse de la concentración en bicicleta para sumar kilómetros en Strava. Manda la burbuja sanitaria.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here