EE UU empieza una ronda nueva de envíos de cheques de estímulo debido a la pandemia

Ha sido confirmado por el Gobierno de Estados Unidos, el comienzo de la segunda ronda de pagos de estímulo para los ciudadanos que han enfrentado la crisis económica que se ha provocado debido a la pandemia de la covid-19. Se ha informado a través del portal en línea del Departamento del Tesoro, que los bonos van a ser depositados la tercera semana del mes de marzo a las cuentas bancarias que cada solicitante ha registrado. Este comunicado ha dicho que la amortización, en varios casos, va a llegar a cada domicilio por medio de un cheque en papel o una tarjeta de prepago.

Ha indicado este anuncio del Tesoro, que los pagos van a poder comenzar a verse reflejados en las cuentas bancarias de los contribuyentes, como un abono preliminar o pendiente. No obstante, las personas que no vayan a recibir el depósito de forma directa en el tiempo indicado, van a tener que esperar un cheque o una tarjeta de débito que se ha conocido como Tarjeta de Pago por Impacto Económico (EIP Card) en las próximas semanas.

Fue anticipado por el Tesoro, que no va a ser necesario, que los beneficiarios vayan a emprender ninguna acción de reclamo del cheque, debido a que el lote de abonos se encuentra garantizado. Cada uno va a poder verificar el estatus del pago desde el servicio “Obtener mi pago” (https://www.irs.gov/es/coronavirus/get-my-payment), que el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) colocó a disposición a través de su página web. Este sitio ha incluido en un apartado para que se consulte el estado de los primeros pagos que todavía no fueron entregados, de esta manera como información que va a poder evitar fraudes posibles o engaños futuros. En esta se ha mostrado la foto del cheque de estímulos y de la tarjeta de débito precargada, para aquellos que reciban el bono por correo.

En comparación del primer paquete de rescate, en el que se ha estimado que ocho millones de personas elegibles no han recibido el pago, esta vez se esta a la espera que tanto el IRS como la Oficina de Servicio Fiscal, sea incrementada la cobertura debido a la actualización de la base de datos que los usuarios han realizado en los recientes meses.

En los finales del mes de febrero, el Congreso de Estados Unidos negoció el paquete de rescate en contra del coronavirus que se propuso por el presidente Joe Biden de 1,9 billones de dólares, en el que es incluido el envío de cheques de estímulo por un monto de hasta 1.400 dólares para cada habitante que va a cumplir ciertos requisitos fiscales. Fue aprobado en la primera versión, la Cámara de Representantes, que dicho total se va a destina a las personas que van a ganar menos de 75.000 dólares al año, o a matrimonios que van a declarar anualmente hasta 150.000 dólares. De tal manera que el valor de los cheques va a disminuir en función de los ingresos per cápita o por pareja. El tope máximo de ingreso para ser acreedor al beneficio individual era de 100.000, y de 200.000 para las declaraciones conjuntas.

Finalmente, fue reducido por el Senado el techo de ingreso por individuo a 80.000 dólares anuales, y a 160.000 para los matrimonios. A pesar de que una gran mayoría de los estadounidenses se va a poder beneficiar de esta ronda de estímulos, debido a que el promedio de ingreso anual por familia no va a superar los 70.000 dólares, la gran incógnita continua siendo la población que va a percibir menores ingresos y que no tiene por costumbre declarar impuestos. Dicho sector va a tener que regularizarse para poder tener acceso al apoyo económico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here