El Gobierno ha aprobado 5.000 millones para la lucha en contra del paro juvenil y Díaz ha anunciado que va a limitar la temporalidad

En este martes el Consejo de Ministros ha aprobado un paquete de medidas para que se combata el paro juvenil por medio de las cuales, en los siguientes seis años, ha tenido planeado que se inviertan prácticamente 5.000 millones de euros. De esta manera lo ha anunciado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien ha asegurado que este plan contiene «la mayor inversión en democracia para abordar el principal problema de nuestro país» y, también, ha confirmado que trabaja para que sea limitado el alcance de los contratos temporales en España.

Este plan que se aprobó en este martes se ha estado diseñando para que se despliegue entre este año y el 2027, y tiene algunas patas, pese a que la principal es el llamado Plan de Garantía Juvenil Plus, en el cual se van a invertir 3.263 millones de euros en estos seis años del total de 4.950 millones que se van a dedicar al conjunto de las medidas. Dicho instrumento se va a financiar por medio del Fondo Social Europeo, y se tiene pensado para que se reduzca una tasa de paro juvenil que va a superar el 39%, la más alta de la Eurozona.

Díaz aseguró en numerosas ocasiones que dichas cifras son inaceptables, y este martes ha vuelto a indicar que termina con el desempleo de los menores de 25 años es «la gran asignatura pendiente en nuestro país», debido a que el al respecto de un problema endémico que vendrá de décadas atrás. «No puede haber un país sin jóvenes, sin el talento de nuestros jóvenes en las empresas», ha sostenido la ministra, que ha explicado que este plan se trabajó con sindicatos y patronal y de igual forma con las 17 comunidades autónomas.

 

Esta estrategia se encuentra dividida en seis ejes: orientación, formación, oportunidades de empleo, igualdad de oportunidades, emprendimiento y mejora del marco institucional. Y, al respecto de los primeros, Díaz ha explicado que el objetivo final de este plan es que se ofrezca «orientación personalizada a cada joven» y «dotar de habilidades y formación para que tengamos a la juventud preparada» para que se lleve a cabo «la transformación del modelo productivo» que ha propuesto el Gobierno y que empezará con algunos proyectos que se han financiado con los fondos europeos para la recuperación.

 

Fue hecho un llamamiento por la ministra de Trabajo a la «colaboración público-privada», y ha pedido «implicación» a los empresarios para «cambiar la cultura empresarial» y de esta manera «centrarse en el retorno de los jóvenes y su talento desde la perspectiva de la calidad del empleo». «No podemos tener jóvenes con contratos de 436 euros, habla mal de nuestro país, del modelo español y muy mal de las empresas», ha sostenido Díaz.

 

Créditos para jóvenes que funden empresas

En dicho sentido, el plan diseñado por el Gobierno ha establecido medidas como la puesta en marcha de un plan de primer empleo o el fomento de los planes de empleo juvenil, de esta manera como la promoción de sectores tales como la rehabilitación de edificios, el cuidado de personas que son dependientes o la «revitalización de la industria y la digitalización, en especial en los territorios con menos oportunidades». «Vamos a ir casi a la carta viendo qué formación se necesita en cada localidad», ha prometido Díaz.

 

Así mismo, el plan de igual forma resume la puesta en marcha de un programa de microcréditos para jóvenes que cuenten con ideas para que se ponga en marcha un negocio, sin embargo que no vayan a poder conseguir por medio de los bancos la financiación que se necesita para que se eche a andar. «Vamos a facilitar microcréditos sin avales para favorecer la creación de empresas por jóvenes, con consultoría y asesoramiento personalizado, y con recursos públicos para locales y lo que precisen para despegar esas empresas», ha explicado Díaz.

 

Otro de los fines que se declararon del plan es «combatir el efecto desánimo de las personas jóvenes que no buscan empleo porque creen que no lo van a encontrar», la cual es una situación que la vicepresidenta ha calificado de «preocupante». Para esto, el documento ha establecido la puesta en marcha de «acciones coordinadas entre los servicios sociales y de juventud, como entidades que trabajan de manera directa sobre estos colectivos y sus familias», para que se localice a estos jóvenes que son inactivos y «facilitarles la integración en estructuras vinculadas al Sistema Nacional de Empleo, el educativo o bien, a los servicios de orientación, a través del registro de Garantía Juvenil».

 

La reforma de los contratos temporales

De igual forma, Díaz ha indicado que su ministerio se encuentra trabajando para la reducción del exceso de temporalidad, el cual es un problema que ha aquejado a todo el mercado laboral español, sin embargo que es perjudicial de forma muy especial a los jóvenes. «Vamos a emprender una reforma sustancial del contrato temporal», ha explicado la titular de Trabajo, que ha afirmado que este asunto se encuentra siendo abordado con los agentes sociales en la mesa que tiene reuniéndose algunas semanas para que se aborde la derogación de los aspectos que son más lesivos de la reforma laboral.

 

Díaz no ha concretado si va a querer que se establezca un tiempo máximo de duración de los contratos temporales. Sin embargo, sí ha indicado que el exceso de temporalidad es «la gran anomalía española» a nivel laboral y ha asegurado que el Gobierno va a hacer una reforma «de calado» para que solamente se hagan contratos temporales «cuando la causa lo justifique». «Hay un abuso de determinadas modalidades», sin embargo el contrato temporal tiene que encontrarse «justificado» y aplicarse solamente en situaciones tasadas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here