Economía Ha sido asegurado por el Banco de España que la reciente subida...

Ha sido asegurado por el Banco de España que la reciente subida del salario mínimo ha lastrado la creación de hasta 180.000 empleos

Ha sido avisado por el Banco de España de los ‘daños colaterales’ de aumentar el Salario Mínimo Interprofesional. En su informe que se publicó en este martes, el organismo ha alertado de que, después del incremento del SMI en 2019 se ha tenido un menor incremento en el empleo del colectivo que tiene menores salarios. Dichas consecuencias que son negativas, agrega el documento, se han dado de manera especial «sobre el empleo de los colectivos de mayor edad y una reducción más acusada de las horas trabajadas y del flujo de creación de empleo para los jóvenes». También, ha sostenido que el reciente incremento ha provocado que se han dejado de crear entre 98.000 y 180.000 empleos, teniendo como referencia los datos de la EPA.

Ha resaltado el Banco de España dicha advertencia con datos: el número de contratos por cuenta ajena que tiene bases menores o iguales a 1.050 euros (cifra en la que se sitúa ahora el SMI) presentó «una ligera tendencia a la baja que le ha llevado a representar alrededor de 1,6 millones de contratos en enero de 2016 a oscilar entre 1,2 y 1,4 millones en 2018». Después de la subida del SMI desde el 1 de enero de 2019 se ha observado, esgrimen en el informe, «una caída brusca de los contratos con bases menores o iguales a 1.050 euros hasta situarse alrededor de los 800.000».

Dicho análisis del Banco de España ha llegado tiempo más tarde de que el pasado 27 de mayo la OCDE, afeara al Gobierno de Sánchez, que no hayan aplicado las subidas del salario mínimo de «forma gradual» y de que no hayan hecho un análisis de las repercusiones que esto tuvo al respecto del empleo. «El proceso de fijación del salario mínimo podría modificarse con la creación de una comisión independiente permanente, encargada de evaluar sus posibles efectos y elaborar recomendaciones que permitan una modificación gradual del salario mínimo en consonancia con la evolución de las condiciones del mercado laboral y de la productividad», han explicado en ese momento en el informe que corresponde a España.

 

Díaz ha dicho que eleve el SMI ha mejorado la equidad

Cuestionada por el informe, la ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, ha puntualizado que el regulador no ha hablado en ningún caso de que se produjera una «destrucción de empleo» como consecuencia del alza del SMI, y ha puesto el acento en el cual elevar el salario mínimo ha impactado de manera positiva en la «equidad».

Ha sido rememorado por la vicepresidenta que en 2019, en tanto se ha producido el mayor incremento del SMI, se han creado unos 400.000 puestos de trabajo, con lo que el incremento ha hecho que se pudiesen dejar de crear varios empleos, sin embargo que no que fuesen destruidos. De igual  forma, ha apuntado que hasta 1,5 millones de trabajadores se encuentran fuera de cualquier convenio coelctivo y se han visto beneficiados por el incremento.

 

Los de mayor edad, al paro

Conforme con el análisis del Banco de España, el incremento del salario mínimo ha afectado para mal a todos los grupos de edad que trabajan por su cuenta ajena prácticamente por igual, y estos afectados han tenido tres opciones: no trabajar, pasar de tiempo completo a tiempo parcial o trabajar por su cuenta propia. Para las personas que son menores de 33 años se ha detectado «un importante y significativo incremento en la probabilidad de pasar de tiempo completo a tiempo parcial, siendo la magnitud de este efecto relativamente similar al de paso a desempleo o inactividad». Por otra parte, entre los jóvenes de entre 16 y 24 años, «se reduce la probabilidad de estar trabajando por cuenta ajena a tiempo completo». En comparación, con los de mayor edad, en la mayoría de los casos, han pasado a ser desempleados.

Específicamente los más jóvenes son, conforme al Banco de España, los más afectados de forma negativa por dicha subida en el momento de encontrar trabajo. En comparación de lo que sucede con la pérdida de empleo, que puede afectar a personas de mayor edad, los efectos que son más perjudiciales a la hora de que se logre un empleo se encuentran entre los desempleados más jóvenes, ante todo los menores de 24 años.

 

Este informe ha estimado una reducción en la creación de empleo de 1,9 puntos porcentuales para la población entre 16 y 24 años y de 1,2 puntos para la población entre 16 y 64 años. También, este es el grupo que cuenta con más porcentaje de desempleados que se encuentran afectados por el SMI (hasta un 44,7% de estos han tenido un último salario inferior). La comparación que tienen con la subida del SMI de 2017, agrega el organismo, más allá del diferente número de afectados, «arroja resultados muy similares en las probabilidades individuales de encontrar empleo, como ocurría con la destrucción».

 

Ha explicado el Banco de España, que la cifra de las relaciones laborales que se han retribuido por debajo de los 1.250 euros mensuales ha experimentado, después de la subida del SMI, una moderación que es inmediata en el diferencial entre su tasa de crecimiento y la de un colectivo que ha percibido en una remuneración un poco mayor con anterioridad a dicha fecha. También, esta caída del citado diferencial se ha ido agravando a lo largo de 2019.

 

Dos conclusiones

Este informe ha destacado dos conclusiones que son fundamentales. En un primer lugar, puede ser que los trabajadores que tienen un menor salario «perdieran el trabajo con mayor probabilidad a lo habitual tras la subida del SMI». En un segundo lugar, y pese a que no se hubiese tenido cambios en los despidos, «la creación de empleo a esos niveles salariales se podría haber visto reducida sin haber sido compensada con nuevos puestos de trabajo a salarios algo superiores».

 

En referencia a otros países tales como Alemania o Estados Unidos, el Banco de España ha expresado que la caída del empleo que se ha resumido en el informe es debido a que el crecimiento de contratos con salarios que son por debajo del nuevo SMI «no ha sido compensado totalmente por una subida similar de contratos en referencias algo superiores al nuevo SMI».

 

Ante esto, ha sostenido el documento, que tiene que tener en cuenta que, «desde la crisis financiera iniciada en 2008, la creación de empleo en España, en especial de trabajos de poca cualificación, ha estado algo rezagada respecto a los niveles que se observaban precrisis» y la participación en el mercado laboral de los jóvenes «ha estado algo mermada por un alargamiento de su periodo de formación».

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil