El presidente del Consejo Europeo ha amenazado con medidas radicales contra AstraZeneca

La gran prioridad en este momento en la agenda europea, es la escasez de la vacunas en contra del coronavirus. Tras este viernes pasado, cuando AstraZeneca ha comunicado a las autoridades europeas, que iba a hacer un recorte en su entrega de las dosis  un 75%, respecto a lo que ya se había prometido en el contrato que había firmado con la Comisión Europea. Después de que ha pasado una semana de guerra abierta con esta farmacéutica, las instituciones europeas ya han iniciado entre mezclar medidas con mayor radicalidad para tener una solución urgentemente.

La Comisión Europea elaboró una idea, este mismo jueves que ya se encontraba circulando el lunes pasado, cuando fue propuesto que las farmacéuticas tuviesen que dar información a los Estados miembros, de las exportaciones que realizan terceros países. Ahora está profundizando Bruselas, las capitales que van a poder bloquear dichas exportaciones. Específicamente si en la Unión Europea existe una escasez de las vacunas y esta farmacéutica no puede cumplir los compromisos que ha adquirido, que son relativos con los Veintisiete.

Charles Michel, quien es el presidente del Consejo Europeo, y que preside el foro en el que se reúnen los jefes de Estado y de Gobierno, ha ido más lejos. Este miércoles, por medio de una misiva que fue filtrada a los medios y que también fue enviada a diversos líderes europeos, en los que se haya el canciller austriaco o el primer ministro griego, ha sido propuesto por el presidente del Consejo Europeo, que se utilice del artículo 122 de los Tratados de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), un artículo de emergencia y tan amplio que en su práctica puede que incluya desde medidas más radicales en contra de esta farmacéutica, hasta simples efectos que sean disuasorios.

El belga, ha escrito en esta carta que apoya todos los esfuerzos, que se hacen para pueda ser resuelto este asunto con estas empresas por medio de un diálogo y las negociaciones, pero, si no puede ser hallada una solución que sea satisfactoria, considera que van a tener que explorar todas las opciones y tener que hacer uso de todos los medios legales y las medidas de ejecución, que tienen a su disposición en virtudes de los Tratados. Y ha añadido, que si es considerado políticamente oportuno, esto puede que incluya un recurso potencial, como lo es el artículo 122 del TFUE, lo que puede dar a la UE y los Estados miembros los medios legales, por medio de la acogida de las medidas que sean urgentemente adecuadas, para que pueda ser garantizada la producción y los suministros de las vacunas que son eficaces para nuestra población.

Problemas en el suministro

Este artículo tiene amplitud y vagues de amplio espectro, siendo específicamente la virtud que tiene esta cláusula, que fue hecha  primeramente por si alguno de los Estados que son miembros, llegasen a afrontar problemas en el suministro eléctrico (y efectivamente, es el caso que es mencionado de manera explícita en el texto legal), pero se puede aplicar en diversas situaciones, en tanto el fenómeno se encuentre fuera del control del Estado miembro. En dicho caso, este Consejo ha expresado que puede decidir, con un espíritu de solidaridad entre los Estados miembros, con medidas que sean las acordes a la situación económica, particularmente, si llegan a surgir inconvenientes que sean graves en cuanto al suministro de ciertos productos, específicamente en el área de la energía. Estas medidas que son las convenientes a la situación económica, será amplia.

En efecto, en el párrafo segundo del artículo 122, es señalado que el Consejo va a poder a acordar, en determinadas condiciones, una ayuda financiera de la Unión al Estado miembro en cuestión, siendo esta la base jurídica, para que sea puesto en pie el fondo de recuperación de los 750.000 millones en contra del covid-19.

La utilización de este artículo 122, puede llevar a que ocurran diversos escenarios, entre los que se encuentran, uno que fue solicitado por el sector más hacia la izquierda del Parlamento Europeo desde hace unas cuantas semanas: que las farmacéuticas tengan que compartir las patentes de las vacunas. En cuestión, es solamente una idea que se encuentra en el aire. No existirá decisión que sea inmediata y Michel no posee el poder para poner en marcha ninguna medida.

Guerra de filtraciones

Este movimiento que ha hecho Michel, no ha sido casual, ya que el presidente del Consejo Europeo, no puede dar un de esta manera en falso. Teniendo el respaldo de los servicios jurídicos del Consejo, que le están asesorando al respecto de cuál es la profundidad y la dimensión del artículo 122.

Así mismo, este documento pasó al dominio público de una manera rápida, siendo este no un movimiento que este entre bastidores, por lo que Michel y su equipo han querido que esto se sepa, ya que es un mensaje dirigido hacia las empresas farmacéuticas, siendo una amenaza más que se ha sumado a las que la Comisión Europea, ha estado lanzando a AstraZeneca desde este pasado lunes. Como tampoco, espera tener que hacer uso de este.

Por otra parte, desde el inicio de esta semana, las estrategias de Michel y de la Comisión Europea, que han sido lideradas por Ursula von der Leyen, han llevado caminos diferentes. El presidente del Consejo Europeo ha hablado de tomar acciones legales, este pasado domingo, y en el Ejecutivo comunitario han sido separados de esta estrategia, indicando que lo fundamenta no va a ser ganar la batalla legal, pero si la obtención de las dosis que ya han sido prometidas. Que esta carta haya sido filtrada, una pocas horas más tarde de que las fuentes comunitarias adelantaran, que la Comisión va a permitir que las capitales restrinjan las exportaciones de vacunas que se produzcan en Europa, sugiriendo de igual forma que Michel y su equipo quieren demostrar que están dispuestos a ir más lejos que el Ejecutivo comunitario.

El tono en contra de AstraZeneca, ha sido reducido por la Comisión Europea este jueves, después de que se llevara a cabo la reunión de este miércoles pasado que Kyriakides calificado de constructiva, aunque ha lamentado una falta de claridad continua, de parte de la compañía. En estos momentos, la prioridad que tiene Bruselas, es el hallar la existencia de alguna vía, por la que se va a poder trabajar de una manera conjunta, con la farmacéutica para que se garantizado que la Unión, va a contar con las dosis que se han prometido. Si estas discusiones no logran llegar a un término bueno, lo será en tanto pueda ser aumentada la presión de parte de algunas capitales para que sean tomadas las medidas más radicales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here