El primer ministro británico, Boris Johnson El primer ministro británico, Boris Johnson – EFE Londres recula y se compromete a cumplir el Protocolo irlandés aunque no haya acuerdo sobre el Brexit

El Reino Unido, tomó la decisión de renunciar a la legislación sobre mercado interior, la cual le llevaba la contraria a los términos del acuerdo de retirada de UE,  luego de una reunión que dio lugar en Bruselas entre Michael Gove, «número dos» del Gobierno de Boris Johnson, con el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, quienes son los que dirigen el comité conjunto que se encuentra encargado de supervisar el cumplimiento de este tratado. Dicho anuncio agrega un cierto ambiente de flexibilidad y optimismo, en  referencia a las negociaciones sobre el acuerdo que determinará las relaciones futuras y que están totalmente bloqueadas, a pesar de que en los hechos no suponen ningún cambio.

A través de un comunicado, se ha felicitado la Comisión Europea, por este gran paso dado por Londres, ya que se considera que «es fundamental garantizar que el Acuerdo de Retirada, en particular el Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, sea plenamente operativo al final del período de transición, es decir, a partir del 1 de enero de 2021», y de esta manera prevenir que haya la necesidad de que se implanten fronteras físicas entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Conforme a lo que ha dicho la comisión, luego de el encuentro entre Sefcovic y Gove «se ha llegado a un acuerdo en principio en las siguientes áreas, entre otras: puestos de control fronterizo / puntos de entrada específicamente para controles de animales, plantas y productos derivados, declaraciones de exportación, suministro de medicamentos, suministro de carnes refrigeradas y otros productos alimenticios. a los supermercados, y una aclaración sobre la aplicación de ayudas públicas en los términos del Protocolo».

De igual manera, han sido establecidas las disposiciones prácticas que son relativas a la presencia de funcionarios de la UE en Irlanda del Norte, en los controles que las autoridades británicas efectuarán virtud del protocolo irlandés.

Negociación más allá del 31 de diciembre

El Reino Unido, se comprometió a hacer el retiro de la cláusulas 44, 45 y 47 de la Ley de mercado interior y a no introducir disposiciones similares en otras leyes posteriores. La Cámara de los Lores, ya habría rechazado, ya que por consiguiente, estas suponen una violación del derecho internacional. Y las dos partes se han comprometido, para poner en marcha este compromiso antes del fin de año, exista o no el acuerdo sobre las relaciones futuras.

Y de esta ultima negociación, se tiene la gran expectativa la reunión que será realizada el día de mañana en Bruselas la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, en compañía del primer ministro británico, Boris Johnson, quién considera la ultima oportunidad de que se evite una desconexión sin acuerdo. Por su parte, el Gobierno británico manifestó su disposición de seguir negociando hasta el mismo 31 de diciembre y los delegados de la comisión, de igual manera ha dicho que las negociaciones allá podrían continuar hasta el 1 de enero(de alguna manera habrá que definir unas normas para las relaciones futuras), pero nada de esto será impedimento para que se produzca una separación compleja y traumática si los  británicos no aceptan las condiciones europeas, para el acceso de sus productos al mercado comunitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here