El vuelo a ninguna parte para lograr ver la superluna se ha agotado en menos de tres minutos

Los vuelos a ninguna parte que han nacido en esta pandemia continúan coleando. El reciente que se ha ofrecido por Qantas cosechó también un éxito que es inesperado. Conforme a la aerolínea australiana, los pasajes se han agotado en cuestión de minutos: 2,5 exactamente. La realidad es que la excursión aérea ha propuesto una experiencia muy inusual. Que se tiene ya previsto para el 26 de mayo, el vuelo de tres horas de duración va  a permitir al pasajero para que se contemple alrededor de un doble fenómeno: una superluna y un eclipse lunar total, el único de 2021.

«Estamos abrumados con la popularidad de estos vuelos especiales», indicó la directora de atención al cliente de Qantas, Stephanie Tully, en un comunicado. Los billetes para estos vuelos tenían un coste entre 320 euros para un asiento de cabina y 970 en primera clase. No ha sido muy desorbitado para ir a la Luna o tener un acercamiento, mejor dicho, teniendo un ascenso hasta los 13.100 metros de altura, el máximo que va a permitir el Boeing 787 Dreamliner.

Con el espectáculo de que sea contemplada la superluna y el eclipse lunar se van a servir «cócteles cósmicos y cupcakes lunáticos«, lo que es suficiente para que se atraiga a «cualquier persona apasionada por la astronomía, la ciencia, la fotografía espacial, la aviación o simplemente dispuesto a hacer algo un poco ‘fuera de este mundo’, conforme a la aerolínea.

El día 26, la Luna va a estar en su punto más cercano a la Tierra, el cual es un fenómeno que comúnmente se produce entre dos y cuatro veces al año, y que provoca que el satélite parezca que es más grande y brillante, de allí es proveniente el nombre de superluna. Por su lado, el eclipse lunar total, que ocurre en el momento en que la Tierra es interpuesta entre el Sol y la Luna, va a ocurrir entre las 21:11 y las 21:25 hora australiana. Solamente va a poder verse desde este país, Nueva Zelanda, varios territorios del Pacífico y el oeste del continente americano.

Qantas ensayo la fórmula algunas veces en la pandemia. En el mes de septiembre, el vuelo que fue organizado para sobrevolar los paisajes más espectaculares del interior del país de igual forma se ha agotado de forma inmediata. Por lo menos en ese momento los pasajeros han tenido claro su recorrido de siete horas. En los principios de año, no obstante, los valientes que se han apuntado a los vuelos a ninguna parte de Qantas ni siquiera han conocido de antemano adónde se han dirigido. Solamente unas horas previas de la cita en el aeropuerto la compañía les ha comunicado si han necesitado bikini o zapatillas de deporte. Así mismo. se han vendido rápidamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here