España se conduce a una Semana Santa sin movilidad entre comunidades

El Ministerio de Sanidad busca una postura consensuada, porque  España se aproxima a una Semana Santa con restricción de circulación entre comunidades autónomas. La mayoría de las autonomías es partidaria de los cierres en sus límites con las otras comunidades, excepto en Madrid, Extremadura, Baleares y Canarias. Por el contrario, los técnicos del Ministerio de Sanidad piensan en un proyecto común que regule en todo el país y el departamento de Carolina Darias está buscando la aprobación entre los gobiernos regionales para que la decisión consensuada sea el cierre perimetral, según ha señalado este martes el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández.

Así mismo,  el Ministerio de Sanidad, por medio de una portavoz, sostiene que la finalidad es bajar a 50 casos de incidencia acumulada. Igualmente afirma que es fácil subir y muy difícil bajar, se encuentran apoyados en proteger la salud y continuar salvando vidas. De tal manera, se hace un llamado a la sensatez, la responsabilidad y al sentido común. Todo está bien encaminado, pero no se pueden confiar. Ya que ha rememorado, que estamos en pleno proceso de vacunación, agarrando ritmo y es fundamental que salga bien. De conformidad a los últimos datos, la incidencia es de 168,4 casos por 100.000 habitantes y, a pesar de que no es imposible bajar de los 50 casos en cuatro semanas si se continúa con el ritmo de caída. Es una cantidad que no se observa desde finales de julio.

 

Según lo expresado en rueda de prensa este lunes por Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), quien señala que él es epidemiólogo, y le  interesa controlar la epidemia, y obviamente sus visiones son diferentes de las que puedan tener, por ejemplo, los empresarios. Si las condiciones de transmisión no son las correctas para que se pueda tener un poco más de apertura, cree que no se debe ni plantear. En este orden de ideas  el idéntico mensaje ha sido apoyado este martes después del Consejo de Ministros por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien ha llamado a la prudencia para no concurrir a una cuarta ola de la pandemia.

En consecuencia la mayoría de las comunidades autónomas en los últimos días, por intermedio de los consejeros y presidentes se han agregado al mensaje de prudencia y a buscar posturas consensuadas. Como la del responsable andaluz de Salud, Jesús Aguirre, quien declaró el lunes en la cadena COPE que de cara a la Semana Santa, la apertura (de actividades y movilidad en materia de prevenciones frente a la pandemia de coronavirus) sea posiblemente menor de la que se piensa, ya que la epidemia evoluciona hacia una meseta plana, pero con cantidades muy altas en hospitalizaciones y UCI.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado este martes por la mañana que parece que el ministerio se inclina por sugerir el mantenimiento de los cierres perimetrales durante la Semana Santa y también ha apoyado la medida, continua señalando el concejero que les gusta, se sienten cómodos, les ha ido muy bien cuando las medidas son de carácter nacional y cuando todo el mundo toma medidas muy parecidas.

Varias comunidades han declarado su consentimiento con la probabilidad de mantener los cierres perimetrales, durante la Semana Santa. Muchos presidentes autonómicos lo han señalado con firmeza, como el socialista asturiano Adrián Barbón, quien sostiene que Asturias tiene la intención de mantener el cierre perimetral mientras dure el estado de alarma. Y hay que pinchar el globo de si vamos a vivir la Semana Santa como la Navidad. Si queremos descender a niveles objetivos de seguridad pública, hay que sacrificar la Semana Santa. Igualmente el popular murciano Fernando López Miras, declara que está en contra de aliviar las restricciones, considera que estamos todavía en mitad de una pandemia, todavía no hay un porcentaje suficiente de la población inmunizada. Esta Semana Santa tendrá que ser diferente. Así mismo, Castilla y León apuesta por la prudencia, al igual que Navarra, el País Vasco, La Rioja y la Comunidad Valenciana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here