La reunión de Marruecos con Sánchez ha sido aplazada medio de una crisis migratoria

España y Marruecos, aplazaron la cumbre que sería en tierras marroquíes, la cual se encontraba programada para esta próxima semana, arribando en medio de una crisis migratoria en Canarias, siendo esta una ocasión perfecta para la relación entre estos dos países. A través de un comunicado España y Marruecos, explicaron que la Reunión de Alto Nivel (RAN) era «transcendental para el desarrollo de las profundas y densas relaciones de amistad y cooperación que existen entre dos socios estratégicos».

Conforme con lo que han explicado en el comunicado los dos países, sostienen que la situación epidemiológica que se vive actualmente, es un gran impedimento para que sea celebrada la Reunión de Alto Nivel, en la fecha que ha sido programada.

Es por esto, que tanto España como Marruecos, llegaron a un acuerdo de que la cumbre sea reprogramado para el mes de febrero del año entrante, donde también sean incluidos los encuentros comunes que son característicos de reuniones como estas.

Este era un momento crucial para que ocurriera la reunión, debido a que comentarios realizados por Iglesias, que han sido del lado de las reivindicaciones del Sáhara Occidental, fueron mal vistas en el Consejo de Ministros. Quienes encontraron la irrupción competencial de Iglesias como un escenario para conjeturar una molestia en relaciones bilaterales. El Gobierno trato mucho de no dar reconocimiento de la existencia de fricciones entre España y Marruecos, pero ellos no tenían la certeza que Sánchez si sería recibido por el Rey de Marruecos.

Todo esto cuando el día de ayer, se dio el evento de que formalmente Estados Unidos reconociera la soberanía de Marruecos en el Sahara Occidental, con el fin de que sean establecidas las relaciones diplomáticas de dicho país árabe con Israel. Sirviendo todo esto de un gran apoyo para Marruecos, luego de que el Frente Polisario, que se encarga de la defensa de una Républica Árabe Demócratica Saharauri, hace unas semanas rompiera el alto fuego que regía desde el año 1991.

A lo que la administración del Presidente estadounidense ha considerado, que «un estado saharaui independiente no es una opción realista para resolver el conflicto y que la auténtica autonomía bajo la soberanía marroquí es la única solución viable».

Dicha posición fue rechazada por el Frente Polisario, y ha tenido su amparo en el Gobierno de España, a pesar de que los ministros de Unidas Podemos, se han quedado en absoluto silencio, y los partidos que forman la coalición, han expresado rechazo por la decisión que ha sido tomada por Estados Unidos.

Y por su parte, el discurso de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, no ha comunicado un discurso que sea muy diferente, ya que ha celebrado la «normalización», entre Marruecos e Israel. Pero también equilibró que «queda por resolver la cuestión del Sáhara Occidental, y en ambos casos la posición de España es muy clara: respeto a las resoluciones de Naciones Unidas para buscar una vía de resolución también a esas dos cuestiones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here