Reino Unido alerta de que los alérgicos no reciban la vacuna del Covid

Fue emitido por las autoridades británicas este miercoles, un aviso de advertencia, para todas aquellas personas que posean un historial de alergías severas que no sean vacunadas contra el Covid-19. La advertencia de la Agencia Reguladora de Medicamentos y  Productos Sanitarios (MHRA, en sus siglas en inglés), ha llegado luego de que dos trabajadores del NHS (el sistema nacional de salud), sufrieran reacciones alérgicas, pasado un día del inicio de la campaña de vacunación de Reino Unido, la cual es la más grande de la historia, luego de la aprobación de la vacuna de Pfizer-BioNtech. Las fuentes oficiales, se dieron ha la tarea de explicar que ambos sanitarios han sufrido un shock anafiláctico, que es un tipo de reacción alérgica potencialmente mortal, que tiene por costumbre ocurrir muy rápido tras la exposición a un alérgeno, pero ya estos trabajadores se encuentran fuera de peligro, tras haber recibido el tratamiento adecuado. Los dos llevaban además autoinyectores de adrenalina.

Por dicho motivo, el organismo regulador británico, ha pedido a los centros de vacunación que no administren la dosis a ninguna  «persona con un historial de una reacción alérgica significativa a una vacuna, medicamento o alimento o aquellos a quienes se les haya recomendado que lleven un autoinyector de adrenalina» y también indicaron que  «la vacunación solo debe realizarse en instalaciones donde se disponga de medidas de reanimación». Hasta ahora, y con más de 5000 personas que han sido vacunadas solo el primer día, estas han sido las unicas dos reacciones graves que se han reportado hasta el momento, y las entidades de los afectados, como también los nombres de los hospitales donde han recibido la medicación no han sido desvelados.

Las reacciones severas a las vacunas son raras, pero quienes padezcan de alergías relevantes llevan el conocido como  «Epipen» o auto inyector de epinefrina (que contrarresta de forma rápida las reacciones alérgicas), son comúnmente vigilados durante un tiempo, el cual varía de 15 minutos a una hora, luego de la inyección de cualquier vacuna, incorporada la de la de la gripe o las que son administrada a la población infantil. Sobre este tema, también se ha manifestado Peter Openshaw, reconocido profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londrees, quién ha asegurado que «al igual que con todos los alimentos y medicamentos, existe una posibilidad muy pequeña de una reacción alérgica a cualquier vacuna» pero estimó como importante «que pongamos este riesgo en perspectiva. La aparición de cualquier reacción alérgica fue uno de los factores monitoreados en el ensayo clínico de fase tres». Conforme al que solo se ha reportado «un número muy pequeño de reacciones alérgicas tanto en los grupos de vacuna (0,63%) como de placebo (0,51%)». Pfizer detalló en un comunicado que «como medida de precaución, la MHRA ha emitido una guía temporal al NHS mientras realiza una investigación con el fin de comprender completamente cada caso y sus causas. Pfizer y BioNTech están apoyando a la MHRA en la investigación».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here